El Señor es mi pastor

11,98

Cuando miraba hacia el futuro, la Humanidad imaginaba un tiempo de maravillas y oportunidades. El Cirujano lo arruinó todo.

Esta es una época sombría donde el tiempo y el capital son los pilares de la civilización; donde las corporaciones han ido socavando el poder de los Estados hasta doblegarlos a su voluntad y donde la vida, tu vida, ha sido hipotecada.

La Humanidad está afectada por una enfermedad genética que pudre sus órganos desde el momento de nacer. Quien no recibe un trasplante, muere. Es un mantra que se repite sin cesar: “Unos deben morir, para que otros puedan vivir”.

La muerte es el gran negocio, y las corporaciones lo saben. Hay ovejas esperando su hora, y señores que las pastorean hasta el matadero.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El Señor es mi pastor”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *