Farenheit 451

9,45

Montag, el protagonista, pertenece a una extraña brigada de bomberos cuya misión, paradójicamente, no es la de sofocar incendios, sino la de provocarlos para quemar libros.

Porque en el país de Montag está terminantemente prohibido leer.

Porque leer obliga a pensar, y en el país de Montag está prohibido pensar.

Porque leer impide ser ingenuamente feliz, y en el país de Montag hay que ser feliz a la fuerza…

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Farenheit 451”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *