✖ Nightflyers, un desganado viaje espacial a ningún lado

La serie de Nightflyers, publicitada bajo el reclamo de George R.R. Martin, autor de la novela corta en la que se inspira, es decepcionante como solo puede serlo aquello en lo que habías depositado esperanzas. Una trama de terror espacial y viaje a lo desconocido que se pierde en los corredores de su propia nave con personajes que no despiertan carisma alguno y mucho relleno para sacar una serie de donde apenas había material para una película.

¿De qué va Nightflyers?

Ni la propia serie de Nighflyers parece saber cuál es su trama. De las series de ciencia ficción en Netflix es, de lejos, la que más me ha defraudado. Mucho era lo que esperaba cuando se anunció. Sin embargo, bastaron unos minutos en el episodio piloto para que me oliera lo poco que me podía ofrecer. Y conforme el tiempo pasaba ese «poco que ofrecer» se convirtió en un «por Dios, que se acabe ya».

Así de mala fue mi experiencia con Nightflyers.

Apenas podría considerarse terror espacial. Sin duda esa fue la intención original de Nightflyers, pero desde luego no lo consiguió. La serie se pierde en su premisa, errante como un velero sin timón, y no sabe muy bien qué hacer mientras subtramas y personajes aburridos se convierten en un viento huracanado que destroza Nightflyers.

Y es que la única razón para haber visto esta serie hasta el final (algo que te recomiendo que no hagas, más ahora que he visto que Firefly está en Netflix) era poder analizarla por compelto y ver si tenía algún elemento, algún giro de guión, que le ofreciera una mano salvadora. No fue así.

El Nightflyer, una nave con rumbo a algún lado

Porque la premisa del viaje espacial para hacer contacto con alienígenas se convierte en una trama de… algo sobre que todo el mundo está loco, desquiciado y nadie parece percatarse de que la gente actúa de forma muy rara.

Porque el tema de la locura es muy, muy recurrente en Nightflyers. Pero no aparece bien representado, sino que la gente enloquece porque sí, de repente, y la culpa es de los alienígenas. Recuerda mucho al «y lo hizo un mago».

Para colmo, hay constantes giros argumentales. No de los que sorprenden al espectador y nos dejan con ganas de saber más, sino del tipo «¿sabes la serie que estabas viendo? Pues ahora va de otra cosa distinta». Y esto lo hacen tres o cuatro veces en mitad de Nightflyers. Sin explicación ni sentido alguno.

Los personajes de Nightflyers: nulo atractivo

Personajes que son olvidados durante varios capítulos. Tanto que ni recuerdas sus nombres o qué hacían en la nave. Otros son puro relleno y más planos que… A ver, ¿es esto simple odio o es que todos los personajes de Nightflyers son aburridos? Sinceramente, me parece que es lo segundo.

El único que despertaba interés era Thale, un psíquico que veía en sueños las pesadillas de los demás, y luego las proyectaba en otros. Eso sí tenía un toque de terror y llamaba mi atención. Pero si ves la serie de Nightflyers lamentarás en qué cosa insulsa se convierte Thale.

Mientras que los tripulantes son monocromatizados en uniformes grises para que se camuflen con el decorado en un intento de hacerlos aún más invisibles. ¿Pretendían así destacar la importancia de los actores principales? Porque solo han conseguido que me fijara aún más en esos maniquíes que no hablan y apenas se mueven.

No es culpa del casting de Nightflyers

Más que mala calidad lo que tiene el casting de la serie de Nightflyers es un déficit de interés por sus propios personajes. Como si se hubieran aprendido el guión cinco minutos antes del examen. Parece que nadie les hubiera dado instrucciones y no estuvieran muy seguros de qué hacer.

Y lo que me lleva a pensar esto son las actuaciones de Gretchen Mol, muy creíble en su papel de psicóloga emocionalmente implicada, y Maya Eshet, que despierta simpatía en su rol de bicho raro tecno-nerd. Pero incluso a ella le roban el personaje con sus inestables cambios de personalidad.

Así que poco pueden hacer esos personajes sin una trama consistente ni diálogos que realmente aporten algo a la serie. ¿Son malas actuaciones? A ver… ¿qué más podían hacer con el material ofrecido?

Opiniones finales sobre Nightflyers

Nightflyers

Es una serie que va dando tumbos. No puedo juzgar la novela de George R.R. Martin pero la adaptación es una cosa espantosa. No hay ningún capítulo que merezca la pena salvar, o un personaje con el que empatizar. Si Thale empezaba la serie como una fuerza de terror se convierte en un niño travieso en busca de amigos.

Ni siquiera hay buenas líneas de diálogo en Nightflyers, solo charla insulsa y frases con poco peso. Y larguísimas escenas llenas de silencio (¿es un fallido homenaje al vacío del espacio?).

Solo hay una constante en Nightflyers: mucha música siniestra. Parece un recurso para crear tensión a lo largo de la serie. No obstante, también fracasa pues llega un momento en que tanta expectativa de que ocurra algo siniestro sin que realmente lo haya termina por aburrir.

La serie de Nightfylers se presenta para mí como un auténtico fracaso. Marketing con el nombre del creador de Juego de Tronos, pero nada más que humo. A juzgar por las críticas que veo en otros blogs no creo que haya una segunda temporada. Y eso que el final es tan abierto que por sí sola la primera temporada carece de final. Pero ya aviso: que no me cuenten entre sus futuros espectadores. Si quieres ver algo bueno en Netflix mejor que elijas Altered Carbon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *