≫ Ready Player One: el libro de la cultura geek de los 80

La novela Ready Player One nos traslada a un futuro donde la realidad apesta y es peligrosa. ¡Pero el mundo virtual está lleno de posibilidades! Incluso para quienes no tienen nada. Por lo quela mayoría huye de esa miserable vida y se refugia en un mundo que no es real en el que hay muchos dispuestos a lo que sea para conseguir sus objetivos. Incluso a matarte en la realidad. Todo ello mientras resuelves complejos rompecabezas ocultos en la cultura friki de los ochenta en este libro tan entretenido escrito por Ernest Cline. Destruir marcianitos siempre fue algo muy intenso.

Ready Player One: the game is not over

Mejores novelas de fantasía y ciencia ficción: Ready Player One

Y es que ambientar un libro de ciencia ficción en la cultura de los ochenta da para mucho, porque se incluye la música, la televisión el cine, los libros y los videojuegos. Todo aquello que probablemente fue la vida y dedicación de Ernest Cline, que le rinde este sentido y apasionante homenaje.

Y es que el mundo de Ready Player One no se deja limitar por la realidad de los ochenta, sino que se expande hasta todo aquello que produjo la imaginación de quienes vivieron aquella época. Como dice el protagonista: la década de los ochenta duró muchos años (en concreto, diez).

La excepcional ambientación de la novela permite al autor de Ready Player One cambiar los escenarios entre la ciencia-ficción, la fantasía, la realidad, el set de una película o las dos dimensiones. En cada uno de los breves capítulos es posible introducir una nueva localización. Así que nada desentona con la novela, por esperpéntica o imposible que resulte. Ultraman vs Godzilla. Ahí lo tienes. Serenity vs X-Wing. Marchando. Todo vale en esta historia.

No todo es bombardeo friki en Ready Player One

Hay una historia, desde luego. Una trama de búsqueda y supervivencia dentro de un universo cyberpunk, sin el toque siniestro de Altered Carbon (ya que aquí aunque en Ready Player One el mundo parece un poco jodido el ocio es una vía de escape muy válida), donde la tecnología está al alcance de cualquiera y rige la vida de muchos habitantes.

Con esto quiero decir que la novela de Ready Player One también guarda alguna sorpresas argumentales. De esas que provocan que alces una ceja y te preguntes si estás leyendo las palabras en el orden correcto. Pequeñas y alegres sorpresas.

Son un recurso muy inteligente y que ameniza aún más la lectura de este libro, futura biblia de los más frikis. Ya que Ready Player One tiene todas las papeletas de convertirse en una obra de culto. Poco a poco, nos va dejando el autor, donde ya no se contenta con arrancarnos sonrisas nostálgicas, sino también tensión y asombro.

¿Recomiendo comprar Ready Player One?

Oh, sí. Sabemos, a medida que leemos el libro, cómo acabará todo, ¡pero queremos verlo con nuestros propios ojos! Porque el viaje ha sido muy divertido. Porque nos hemos dado cuenta de la de frikadas que conocemos. Y porque queremos saber exactamente qué ocurrirá cuando se descubra el Huevo y qué hará con él.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, solía decir el tío Bem. De modo que pasa páginas hasta averiguar qué hará el ganador con ese inmenso poder y dinero. Un final ligeramente abierto, pero redondo.

Si quieres leer Ready Player One, aquí te dejo un link a Lektu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *