≫ La puerta de Abadón, no parece The Expanse

Esta va a ser una reseña algo larga. Por lo que voy a ir anticipando su esencia. Que a nadie le timen con el timo de la estampita. La puerta de Abadón, todavía sin publicar en español, no parece parte de la saga The Expanse. Es la historia de una venganza cargada de tensión para el lector cuyas ramificaciones y efectos colaterales terminan por implicar a un montón de gente, generando una segunda trama menos interesante pero llena de acción. Eso es Abaddon’s Gate. Ni más, ni menos. Es una novela de ciencia ficción de space opera, muy entretenida. Eso sí.

Parecía que iba de terror espacial, pero no

Por un momento, al principio del libro, pensaba que esto iba a ser una novela de terror espacial. Así que empecé a devorar las páginas. Pero no. Esto es aventuras en el espacio. No me quejo, demasiado, no desde el fracaso tremendo que fue la serie de Nighflyers, pero hubiera sido un buen escenario para meter terror.

Habían cruzado la órbita de Urano semanas atrás y el sol era una brillante estrella en un sobrecogedor abismo de cielo nocturno. Todas las plumas de fuego apuntaban ahora hacia el Anillo, quemando velocidad cada minuto. Aunque era el procedimiento estándar para naves con motor Epstein, no podía sacudirse la sensación de que intentaban huir y estaban siendo arrastrados contra su voluntad.

James S.A. Corey, La puerta de Abadón

Al final, Abaddon's Gate es una historia sobre descubrir qué demonios es el Anillo y qué relación tiene con la protomolécula. Y cuando ese argumento queda obsoleto (luego explico por qué), la novela deriva en las consecuencias de tener a un montón de gente nerviosa y con acceso a armamento pesado. De nuevo tendremos a los humanos luchando entre ellos porque unos pocos quieren imponerse sobre los demás.

Los ausentes en La puerta de Abadón

Ha sido todo un golpe para mí descubrir que Draper y Avasarala no están en la novela. ¡No están! Y es que parece que los autores van a cambiar de personajes en cada novela, manteniendo únicamente a Holden. Esto para mí es una tragedia, porque James Holden es el que peor me cae con diferencia de todo este universo. Es una caricatura de la libertad de expresión que hace más daño del que pretende evitar. ¿Por qué a él sí y a Draper y Avasarala no? Sin embargo, en esta novela parece que alguien le ha dado un toque de madurez y ya no cae tan mal. Incluso piensa antes de hablar.

Otras dos grandes pérdidas son Amos y Alex, que están ahí, de decorado, con quince o veinte frases en toda la novela y sin mucho quehacer.

Escenarios limitados en La puerta de Abadón

The Expanse nos tiene acostumbrados a las enormes extensiones del espacio vacío. Batallas espaciales con decenas de miles de kilómetros entre tubo lanzatorpedos y punto de impacto. Y, de vez en cuando, teníamos algún combate dentro de las naves. En Abaddon's Gate todo escenario se reduce al interior de unas cuantas naves. Con su gravedad artificial, sus mamparos metálicos... Y eso lo vuelve asfixiante.

En el buen sentido, claro. Que toda la aventura tenga lugar en encuentros cercanos le da un nuevo sabor a la saga, con los personajes escurriéndose entre tubos de ventilación, pasillos y corredores, forzando escotillas y llegando a las manos en muchas ocasiones. Esto está muy bien para la novela por lo que viene a continuación, que es la presencia de gente con sus propios planes en un espacio tan reducido.

¿Recomiendo leer La puerta de Abadón?

Pues sí. No le voy a dar cinco estrellas. Pero es una novela de ciencia ficción entretenida. Desde luego, no tanto como El despertar del Leviatán, pero aún así entretenida. Se lee bastante rápido pese a su tamaño y tiene personajes interesantes. Especialmente Melba y Bull, solo ellos ya hacen que merezca la pena leerla. Aunque, como digo, pueda ser una novela de ciencia ficción estándar fuera del universo de sus predecesoras.

La puerta de Adadón ha sido la base para la tercera temporada de la serie The Expanse. Es el principal factor para que me la haya leído con tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *